Bitácora de un malabarista urbano: junio 2010

El malabar como la música

21:11 / Publicado por tOnYtO / comentarios (1)

Estaba leyendo esta entrevista a Monika Hauser (ginecóloga activista en favor de mujeres violadas) y cuando llegué a la parte donde le preguntan como mantiene el equilibrio al estar trabajando entre tanto caso tan espeluznante recordé cuando hace unas semanas entré en una depresión de la que me costó un poco salir.

Al igual que Monika Hausser descubrí que tener un hobbie ayuda mucho contra el stress, en su caso es tocar el saxofón y en mi caso el malabar. La dura represión que ha ejercido el estado mexicano contra muchos movimientos sociales me ha tenido mantenido con un alto nivel de stress y solo cuando me puse a reflexionar el porqué no podía controlar la depresión y el stress me di cuenta que no había malabareado en varios días.

Cuando estoy malabareando mi cuerpo se suelta, mi mente vuela entre números(numerología) y objetos (pelotas o clavas) y se apodera de mi una pasión que relaja todo mi ser. Es la actividad perfecta para lograr un equilibrio mental en muchos sentidos. Y se complementa perfecto con la música. Jugar pelotas se sienta tan bien con Calle 13 como con Radiohead o Emir Kusturica. Al igual que la música, en el malabar interviene mucho el ritmo. Algunos trucos cambian al igual que la velocidad y tal vez hasta el estilo pero la hipnosis es tal que llegas a perderte en un mar de sensaciones y pensamientos de diversa índole.

Nunca quiero dejar de malabarear y mas aún no puedo dejar de hacerlo, es parte del equilibrio con que puedo seguir manteniendome tranquilo frente a un mundo que considero muy hostil con las personas como yo. El malabar es ciencia, deporte, hobbie, movimiento social, arte y muchas cosas más.

Malabareando se entiende la gente

Se ha producido un error en este gadget.