Bitácora de un malabarista urbano: julio 2016

Otra vez aquí

15:19 / Publicado por tOnYtO / comentarios (0)

Han pasado más de 5 años para volver a escribir aquí, en este tiempo han pasado infinidad de cosas alrededor de mi vida, de mi mundo y también de mi malabarismo. Dejé de practicar varios años y preste mi monociclo por más de 2 años. Cada cierto tiempo desempolvaba mis juguetes/instrumentos para darle al malabar, regularmente para des-estresarme. El malabar como medicina. Apenas hace poco recogí mi monociclo, aunque ya tengo al menos 2 años en los cuales he vuelto regularmente al semáforo, en esta temporada de mi vida ha sido para apoyarme durante algunos viajes. Desde hace meses, haciendo recuentos sobre anécdotas en distintos semáforos del país (México) había pensado volver a escribir aquí, tengo muchas cosas que decir acerca del malabar, acerca de los semáforos, acerca de la vida. Hoy decidí volver a hacerlo y de paso leer lo que antes había escrito, realmente me gusta este blog. Y aquí estoy de nuevo.
En estos años me he alejado un tanto del movimiento malabarista, pero he notado grandes diferencias. Entre la que más me entristece es lo que considero aumento del individualismo lo que ha causado una merma en el juego de pases. Estando viajando en diversos lugares del sur era difícil encontrar alguien que jugara pases entre los malabaristas. He tratado de descifrar el porqué esa pasión que había hace unos años parece casi haber desaparecido, ¿Donde quedó el "malabareando se entiende la gente"? Espero que se trate más del cambio en el círculo de personas a mi alrededor que de un cambio en el movimiento malabar. Tal vez ya no conozco bien los espacios donde se juegan pases como niños, con el gusto y la pasión de estar aventando/atrapando muchos objetos coordinadamente con otra persona.
Además de contar las anécdotas en los semáforos también publicaré reseñas de ciudades y cruceros donde he estado semaforeando, seguro habrá personas a las que les será útil la información. También tengo reflexiones acerca del trabajo en el semáforo, como los horarios donde los automovilistas van más relajados y cooperan más. 9 años semaforeando dan un poco de perspectiva al respecto. He notado que muy temprano (7-10 am) es un buen horario en distintas ciudades y cruceros, tal vez sea por mejorar un poco la rutina de les automovilistas en el momento que apenas van hacia el ruedo. El mediodía es el peor momento, creo que por el sol y las prisas a la hora de la comida, el humor no es lo mejor en esos horarios. En la tarde/noche (7-10 pm) me ha ido bien, les automovilistas ya van de regreso a sus casas un poco mas relajados esperando poder descansar o tratar de disfrutar un poco más el día que se les va en su mayoría haciendo más ricos a sus jefes. Aclaro que esto no es algo absoluto, habrá lugares donde los horarios son diferentes además de que no todes les automovilistas son godinez. En este caótico mundo las posibilidades son enormes. Vivimos en un mundo cyberpunk.
Y bueno, por acá seguiremos, con las reflexiones y anécdotas de un malabarista urbano. Otra urbanistoria más...

Se ha producido un error en este gadget.